Iluminación en iglesias

06 de mayo, 2016 - BODAS - Comentarios -

En esta ocasión quiero, compartir algunos detalles acerca de la iluminación en la ceremonia religiosa.

La ceremonia religiosa es sumamente importante, a pesar de que todas ellas cuentan con una estructura establecida y muy similar, existen múltiples factores que las hacen completamente diferentes unas a otras; como lo comentaba al inicio son sumamente importantes, ya que la ceremonia es el momento que los novios han estado esperando durante ya hace un tiempo, es la cristalización de meses y meses de planeación, es donde finalmente se reunen un cúmulo enorme de emociones, es el momento en el que finalmente cada quién expresa su alegría acorde a su personalidad y sentimientos, las sonrisas abundan, las lagrimas corren, las manos tiemblan, las voces se quiebran, los ojos rojos haciendo lo posible por no ceder aparecen en diversas personas, hay semblantes pensativos, suspiros, exhalaciones largas, etc.

 

Todo lo anterior es el reto a atrapar desde la vista del fotógrafo, es quizá uno de los momentos del día de la boda, donde los sentidos deben permanecer más agudos, ya que aunque no lo parezca la concentración que se requiere en este evento, es sumamente importante, lo aterior debido al sin número de variables y condiciones por lo general adversas que se presentan en las iglesias, parroquias o capillas.

Se trata de lugares que por lo general cuentan con muy poca iluminación, los techos son muy elevados, los reflejos son complejos de manejar ya que existen paredes rojas, amarillas, algunas con pintura dorada y si se corre co suerte blancas, hay superficies irregulares, maderas que igual pueden ser de muchas tonalidades distintas pero abundan por lo general los tonos caoba; de igual forma pueden  existir fuentes de luz que dificultan tener un balance constante, tales como ventanales, vitrales con cristales de colores, reflectores, etc.

Bajo todo este cúmulo de adversidades y la alta necesidad de concentración que ya mencionamos, quizá lo más sencillo es recurrir al recurso principal de todo fotógrafo para iluminar, me refiero al flash y específicamente al estilo clásico utilizando el flash de manera directa; este estilo podemos ubicarlo de manera muy sencilla, se trata de los retratos donde pareciera que nos dió de lleno un reflector y los tonos de la piel tienden  verse muy planos, es algo como cuando utilizamos el molesto led "flash" de nuestro celular; en lo particular no disfruto de ese estilo, ya que ese choque directo de luz genera imágenes muy planas, bajo las condiciones que ya mencione con anterioridad por lo general obligan a obtener tonos dificiles de balancear lo que nos deja con tonos pálidos en la piel, adicional a que las marcas que generan las sombras duras no son nada naturales y pueden apagar la escencia de un momento tierno y lleno de calidéz.


Sin embargo, la experiencia me ha enseñado algo que siempre defenderé, "vale mil veces más una foto bien tomada, que cientos de intentos artísticos o creativos mal tomados", con esto me refiero a que todos preferiremos siempre una foto con las características descritas en el párrafo anterior, pero bien expuesta, bien enfocada, bien encuadrada y con una correcta composición, a una con tonos naturales donde se entiende un buen intento creativo o artístico, pero con detalles severos de exposición, mal enfocada y quizá hasta barrida.

Hay un sin fin de técnicas y equipo que puede utilizar un fotógrafo, para obtener resultados más naturales ante todas las condiciones ya mencionadas, es por ello que es muy importante que al momento de seleccionar un fotógrafo para el día de su boda, se den la oportunidad de conocer su estilo de capturar ceremonias religiosas en interiores, yo diría que el estilo es lo más importante, ya que detrás de este se encuentra principalmente la técnica, ya detrás de la técnica viene quizá la habilidad para utilizar sus herramientas y equipo con el que el fotógrafo cuente.

 

Por otro lado, desde el lado nuestro como fotógrafos, es nuestro deber desarrollar una buena técnica, experimentar siempre algunas nuevas, probar distintos equipos de iluminación, tales como flash externo, difusores, lámparas de luz continua, etc.


Hay que recordar que no sólo las condiciones de las que mencioné muy al principio, son las únicas adversidades que encontraremos en este momento de nuestro trabajo en un día de boda, para sumar algunos elementos y añadir dificultades, los invito a considerar, los flashes de los invitados que llevan sus cámaras y llegan a disparar al mismo tiempo que los nuesros, que decir de los del fotógrafo de la iglesia; consideremos también a aquellos invitados que están muy preocupados por cubrir ellos la ceremonia por su cuenta y permaneceran atravesandose todo el tiempo y si es posible, grabando de inicio a fin con la tablet más grande del mercado; pero bueno, ese es otro tema del que aprovecharé para escribirles después y el concepto de BODA ORGÁNICA. 

Aquí les comparto algunas imágenes de la ceremonia de Alexa y Paco, en esta ocasión utilicé únicamente flash montado sobre la cámara, haciendo uso del flash no de manera directa y con un domo difusor, en algunos casos aprovechando únicamente la sensibilidad del sensor y realizando tiros sin flash y con iso's altos.

 

Les gustaría que les compartiera un poco más sobre tips del uso de su flash?

 

Neto Rosas.

Ver anterior Ver siguiente